header Teegarten
Naturland

¡No a los cultivos transgénicos en México!

2015 Öko Imker Mexiko 350

Ayuda a la petición de los apicultores mayas, firmándola y difundiéndola, para que los permisos otorgados a Monsanto para la siembra de soya transgénica en la Península de Yucatán sean cancelados de manera definitiva.

Los permisos que las autoridades mexicanas han expedido a favor de la empresa Monsanto para la siembra de soya transgénica en 253,000 hectáreas en la Península de Yucatán, afectarían a más de 15,000 familias campesinas de origen indígena maya que viven de la apicultura, una actividad económica sustentable.

La siembra de soya transgénica pone en riesgo la apicultura mexicana porque la miel que contenga el polen transgénico, prácticamente ya no no apta para ser exportada al mercado de la Unión Europea (85 por ciento de la miel mexicana se exporta a la UE).

La siembra de soya transgénica afectaría no solamente a la apicultura, también viola el derecho a un medioambiente sano. Además, implica el uso del herbicida glifosato, clasificado en 2015 como probablemente cancerígeno por la Organización Mundial de la Salud. Con la siembra de soya transgénica también se ha presentado un proceso de deforestación acelerada de la última selva mexicana, así como la contaminación del subsuelo y las aguas por el uso de glifosato.

Los apicultores mayas están muy preocupados porque el 28 de octubre la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en México, decidirá si toma en serio las demandas de amparo presentadas por las comunidades y apicultores mayas en contra la siembra de soya transgénica, o bien si se somete a los grandes intereses de Monsanto.
Desde hace 18 meses, los apicultores de la Península de Yucatán lograron una histórica victoria sobre Monsanto cuando jueces federales les otorgaron la razón, suspendiendo el permiso para la siembra de soya transgénica en la península. Sin embargo, la empresa y el gobierno federal, impugnaron este fallo, y el proceso legal fue atraído por la Suprema Corte de Justicia de la Nación la cual va a resolver definitivamente el próximo 28 de octubre.

Todavía hay tiempo para seguir impulsando la petición y hacer que crezcan aún más el número de firmantes. Ya son más de 62 mil voces las que se suman a la demanda de las comunidades indígenas mayas para que se prohíban definitivamente los permisos para la siembra de soya transgénica. ›aqui

Naturland promueve la agricultura orgánica en todo el mundo. Con más de 43.000 productores asociados, es una de las mayores asociaciones de agricultura orgánica. Naturland considera que la agricultura basada en cultivos transgénicos es un verdadero callejón sin salida y prohibe estrictamente el uso de esta riesgosa tecnología, que no es de ninguna manera sostenible.