header Teegarten
Naturland

El 10 de febrero del 2016 Oikocredit y Naturland han invitado a una recepción en la Casa de la Literatura (Literaturhaus) de Nuremberg. La Biofach es considerada como una oportunidad, ya que atrae cada año a Nuremberg a muchas organizaciones de todo el mundo asociadas a Naturland. También en años anteriores durante la Biofach, Naturland ha organizado una reunión con sus miembros internacionales.

Pero este año se ha decidido realizar un evento conjunto con Oikocredit para fomentar e intensificar el intercambio entre los socios de las dos organizaciones. Oikocredit es una cooperativa que con el capital de sus miembros apoya a personas desfavorecidas a través de préstamos a instituciones de microfinanzas, cooperativas y pequeñas empresas en países en desarrollo y emergentes. Algunos miembros de Naturland ya son socios de Oikocredit.

 

La cita fue a las 19 horas y acudieron unos 70 invitados. Ya desde el principio se formaron los primeros grupos de conversación y el acompañamiento musical proporcionó una atmósfera relajada para el debate. Los gerentes de Oikocredit Internacional, Florian Gross y Naturland, Steffen Reese, dieron la bienvenida a todos los invitados y Carina Torres, de Oikocredit Perú, hizo lo mismo en español. Matthias Lehnert, gerente de la oficina de Oikocredit en Alemania presentó el delicioso buffet y alentó a todos los participantes a ir variando de lugar y de interlocutores. Así se realizó un verdadero inetrcambio.

Una mezcla interesante de representantes de las organizaciones miembros de Asia, África, Oriente Próximo, América Latina y Europa conversaron animadamente sobre el té, el café, el comercio justo, y mucho más. A ellos se sumaron los representantes de organizaciones de comercio justo como Gepa, DWP y WFTO, y los procesadores como Naturkost Weber, Grüner Punkt, Lebensbaum y otros. Muchos empleados de las dos organizaciones anfitrionas, Oikocredit y Naturland, estuvieron presentes. Por Naturland, junto con Arthur Stein, también aceptó la invitación un representante de la Junta Directiva, y con Edward Mulondo y Frauke Weissang, dos miembros del Consejo Asesor Mundial.

Muchos invitados confirmaron, que se cultivaron los antiguos contactos y se establecieron otros nuevos. En resumidas cuentas, un éxito el de este evento que se repetirá el año que viene.